Saturday, 24 July 2010

Sistema para la recolección de reportes de accidentes de trabajo

Sistema para la recolección de reportes de accidentes de trabajo




Es importante destacar las diferencias que ciertamente pueden existir entre los conceptos que tienen de accidente los técnicos asociados a estos asuntos y los operarios en general (Fundación Getulio Vargas, 1979). Una distancia muy grande entre los conceptos de estos dos grupos puede perfectamente determinar la distorsión de las estadísticas con serios perjuicios para la comunicación, por parte de los funcionarios, sobre los eventos verdaderamente ocurridos, en virtud del hecho de que para los trabajadores un caso no considerado como accidente, puede serlo para los técnicos.

Un sistema para la recolección de reportes de accidentes de trabajo, que supone el entrenamiento del personal encargado de las investigaciones, la preparación y validación del formulario de registro de accidentes, así como la organización de la central de recepción de los datos. A este respecto se dispone en Brasil de una gran enorme de soluciones adoptadas por las diversas empresas para el registro de los accidentes ocurridos a sus funcionarios. Un interesante estudio llevado a cabo en la Fundación Getulio Vargas (1.979) reunió a las 39 mayores empresas del Gran Rio de Janeiro, de 16 ramas diferentes de actividad, mostró que la mayoría de ellas (59%) empleaba únicamente la ficha de Análisis de Accidentes (Anexo II Norma Regla No. 5) y solamente el 5% utilizaba el modelo de registro de accidentes propuesto por la Norma Brasilera No. 18 (1.975) que reglamenta la forma de registro de accidentes de trabajo. El estudio revela que el 36% de los responsables de la seguridad en esas empresas ni siquiera conocen el 64% que declara conocerla solamente el 5% la emplea.

Cuando se hicieron indagaciones en esas empresas acerca de quién debería efectuar los registros de los accidentes de trabajo ocurridos, el 31% indican el área de seguridad, el 20% el servicio médico, el 18% el servicio médico y el área de seguridad conjuntamente, el 18% la propia área donde ocurrió el accidente, el 10% el departamento de personal y el 2% el servicio social.

Como se puede apreciar a partir de los datos, la situación parece estar muy lejos de lo que se podría desear en términos de un sistema y de instrumentos adecuados al proceso de registro completo y correcto de los accidentes de trabajo.

La recolección debe ser completa, esto es, debe cubrir toda la gama de accidentes que incluya la definición por la cual se optó, y de la misma manera, ningún otro evento que no esté comprendido en la definición debe hacer parte de la lista de los acontecimientos registrados. A este respecto, debe recordarse un hecho importante. Comúnmente las empresas se restringen solamente a los reportes de los accidentes llamados "graves" o "con pérdida de tiempo", aquellos que son más evidentes, que provocan lesiones más serias, sin mantener un esquema para registro y análisis de los accidentes leves denominados sin pérdida de tiempo. Considerando tal situación los estudiosos de los accidentes de trabajo deben tener en cuenta la limitación de las conclusiones que puedan sacarse a partir de estudios con datos de este modo restringidos.

No comments: