Sunday, 25 July 2010

Los afiches de seguridad para evitar accidentes de trabajo

Los afiches de seguridad para evitar accidentes de trabajo




Una tentativa de sistematización de los aspectos teóricos subyacentes a los afiches, de modo general, fue realizada por Moles (1.974, p. 44). Por su definición," un afiche moderno será, pues una imagen en general colorida que contiene normalmente un único tema y está acompañado de un texto conductor que, raramente pasa de 10 o 20 palabras, y que presenta un argumento único. Es elaborado para ser expuesto a la vista del transeúnte". Debe tener por objetivo por lo menos estas seis funciones: función de información, íntimamente relacionada con la semántica; función de propaganda o publicidad, relacionada con factores socioeconómicos; función educativa, vinculada a los aspectos pedagógicos y de enseñanza, principalmente como fuente autodidáctica; función ambiental, referente a su integración con los aspectos del paisaje del cual hace parte; función estática, paralela a la semántica del afiche, tiene un papel importante como vehículo del mensaje; función creadora, cualitativamente diferente de las demás, está relacionada con los aspectos artístico-culturales de la creación de afiches.

En el caso particular de los afiches de seguridad para evitar accidentes de trabajo, la función más relevante es educativa, aunque le sea adicionada como función más general la información, además de los aspectos indispensables de seducción, propios de la propaganda y la publicidad. Con relación a estos aspectos es conveniente presentar la opinión de Savignac, según es citado por Moles (1.974 p. 194):", el afiche es esencialmente un diseño sin leyenda, el esbozo que sustituye un largo discurso. Su diseño no puede ser considerado un fin en sí. Es, solamente, un medio, un vehículo, no pretende ser la representación exacta de una figura o de un objeto. Está enteramente sujeto a las necesidades de la expresión y del inventor. Debe ser deformado hasta la caricatura, pero debe siempre conservar la simplicidad esquemática sin la cual sería ilegible". Es decir, el afiche debe ser antes que todo funcional y objetivo, capaz de transmitir en fracciones de tiempo, a veces muy pequeñas, una influencia suficiente para hacer alterar al espectador su patrón actitudinal y/o conductual. Es exactamente la función que se espera de los afiches de seguridad, que en un breve lapso, suficiente para no perjudicar el trabajo, consiga conducir cargas de mensaje que mantengan o estimulen a la persona a comportarse de forma segura. Por lo pronto, el meollo del problema se sitúa en la integración óptima de las variables presentes en el afiche de modo que lo hagan lo más eficiente y eficaz posible.

Una vez más, las proposiciones de Moles (1.974) pueden contribuir a la mayor comprensión del problema. Para él, los siguientes aspectos son dimensiones importantes de la eficacia de los afiches:

a) Tamaño aparente: esta dimensión está relacionada con el campo ocupado por el afiche en relación con el campo total de visión media, así como con la posición ocupada en relación con este campo.

b) Retención y choque cromático: según los especialistas, el factor básico de retención del afiche es la impresión causada por las formas y colores que lo componen. De su combinación, en un contraste apropiado, resulta buena parte de la mayor o menor fijación del afiche.

c) Abstracción: Se dice en relación con la semejanza existente entre la imagen presentada y aquella que se pretende evocar. La relación entre ellas provee una medida llamada grado de iconicidad, inversamente proporcional al nivel de abstracción del afiche.

d) Complejidad de la imagen: es la cantidad de información -en la acepción de la teoría- transportada por el mensaje del afiche; cuanto más información contiene el mensaje, más complejo es el afiche. Es recomendable una cantidad media de información.

e) Tasa de metáfora: puede visualizarse como una medida de la directividad del mensaje. En determinadas situaciones, los mensajes transportados de forma indirecta poseen mayor poder de seducción, por tanto, esta es una dimensión que debe ser analizada de forma cuidadosa y particular en cuanto a la concepción del afiche.

f) Grado de pregnancia: es un concepto derivado de la teoría de la Gestalt y, en la concepción de Moles (1.974 p. 101), está ligado a la relación figura - fondo que se establece en el afiche. Aplicando la concepción de Moles, la tasa de pregnancia, aparte de los factores internos del afiche, depende también del ambiente y 9 por extensión, del grupo social en el cual el afiche está inserto.

g) Tasa de erotización: tiene que ver con las incursiones psicoanalíticas en esta área y busca establecer patrones de eficacia del afiche en función de las contribuciones de la teoría de la sexualidad.

h) Carga connotativa: se refiere a los mensajes paralelos transmitidos por el afiche, siendo directamente proporcional a la tasa de metáfora. En la concepción de Osgood et al. (1.957) está constituida por el distanciamiento o variación en el espacio semántico.

Esos puntos proveen una aproximación a la compleja problemática que encierra la creación y posterior empleo de afiches en general y más particularmente de afiches de seguridad.

No comments: