Friday, 16 July 2010

Enfermedades relacionadas con el estrés

Enfermedades relacionadas con el estrés




HIPERTENSION: Llamada también "el asesino silencioso" pues menos de la mitad de las personas que la padecen son concientes de ello. Es una enfermedad en la cual la sangre fluye por las arterias a niveles elevados de presión. Afecta a un tercio de la población mayor de 50 años. Si es crónica, presiona el corazón y las venas causando infarto y hemorragia cerebral.

Una de las respuestas del cuerpo ante los estresores consiste en contraer las paredes arteriales, aumentando así la presión sanguínea. Una vez el peligro pasa, las arterias se relajan y la presión

se normaliza. Si el estrés es prolongado, la presión se mantiene a niveles anormal/rente altos. Ante nuevo estresor, la presión decrece menos, estabilizándose en nivel mucho más alto que el normal.

ARTERIOESCLEROSIS: Comúnmente llamada "endurecimiento de las arterias", esta enfermedad consiste en una acumulación de colesterol en las venas y arterias. A medida que estas acumulaciones crecen en numero y tamaño, las arterias se estrechan y pierden elasticidad, aumentando la posibilidad de coágulos sanguíneos o de ruptura de venas si el coágulo obstruye una arteria que alimenta el cerebro, resulta en una embolia cerebral. Una de las posibles causas que contribuyen a la arterioesclerosis es el colesterol en la sangre. Este esta compuesto por 3 elementos, dos de ellos (VLDL y LDL) se forman por el exceso de grasas saturadas. El tercero (HDL), llamado también "el buen colesterol", se disminuye por la falta de ejercicio y el estrés. Mientras más colesterol circule en la sangre, mayor es la probabilidad de enfermarse. Durante períodos de estrés, los niveles de colesterol en la sangre aumentan dramáticamente. Elevamiento crónico de estos niveles se puede deber al estrés crónico.

La hipertensión también esta implicada en la arterioesclerosis. Al estrecharse las arterias, la arterioesclerosis puede intensificar el problema de hipertensión.

ULCERAS: Llamadas "la enfermedad del ejecutivo", las ulceréis son lesiones inflamatorias en la pared del estómago o intestino. Son causadas por secreciones excesivas de ácido estomacal, atacando la delicada pared estomacal y causando irritación o inflamación. Los altos niveles de corticoides también contribuyen a la formación de ulceras. Durante periodos de estrés se aumenta la secreción de corticoides y de ácido estomacal. Hace parte de la lista de las enfermedades relacionadas con el estrés.

DIABETES: Esta es una enfermedad que impide la absorción adecuada de azúcar en desarrollando una falta de balance químico que puede ser una diabetes que ha sido probada como hereditaria, tal vez en la

deficiencia pancreática. La dieta también está implicada en la diabetes.

DOLORES DE CABEZA: son frecuentemente el resultado de la tensión muscular y por eso se llaman "dolores de tensión". La tensión muscular se aumenta con el estrés,. produciendo un dolor de cabeza a causa de un prolongado período de estrés. Frecuentemente, el mismo dolor de cabeza se convierte en estresor, lo que conduce a un aumento de tensión muscular, lo que a su vez, aumenta la severidad y duración del dolor.

MIGRAÑA: es un determinado dolor de cabeza que no tiene que ver con la tensión muscular. Esta es el resultado de la dilatación de las venas, generalmente en el pericráneo "cuero cabelludo" • Técnicamente, la migraña puede producirse en cualquier parte del cuerpo, aun en el pecho y estómago. Cuando las arterias se dilatan, varios químicos se descargan estimulando nervios cercanos que producen dolor. Las migrañas son muy complejas, pero parece que el estrés juega un papel en ellas. Sentimientos de tensión, frustración, rabia, o indisposición se asocian generalmente con dolores. Ocurre también que personas bien adaptadas a manejar el estrés durante la semana, resultan con migraña el sábado y domingo.

PROBLEMAS SEXUALES: la perdida de interés sexual, síndrome pre-menstrual, complican aún más por los valores que la cultura maneja acerca de la sexualidad. La fuente original del estrés no tiene nada que ver con la vida sexual de cada persona como para crear un problema. Los problemas en esta área son indudablemente psicológicos pero como en todas las dificultades relacionadas con el estrés, la parte fisiológica también tiene su papel. En los hombres, los niveles de testosterona decrecen fuertemente. También hay evidencia que la producción de esperma, disminuye. En general, el estrés afecta el desenvolvimiento sexual de los hombres, haciendo de la actividad sexual algo poco interesante y sin éxito. Igualmente, la cantidad de progesterona, la más importante de las hormonas sexuales femeninas, disminuye durante condiciones estresantes. la frigidez y la pérdida de interés sexual es común en estas condiciones. La disminución de progesterona causa también irregularidades menstruales y dificultades. Las mujeres en época de lactancia pueden experimentar disminución en la producción de leche. En ambos casos, hombres y mujeres, son debidos a la alteración de la producción hormonal de la pituitaria mientras el cuerpo se adapta a los estresores.

CARDIOPATIAS, CQRONARIOPATIAS Y ENFERMEDADES CORONARIAS: Las enfermedades del corazón son epidémicas. En EE.UU., en 1980 más de un millón de personas murieron de enfermedades cardiovasculares. Cada año aproximadamente un millón de americanos han tenido ataques del corazón y cerca de 650.000 murieron de ellos. Cada día esta cifra aumenta considerablemente. Mientras más rápido late el corazón hay más velocidad de sangre oxigenada, la cual es muy difícil de adquirir debido al paso limitado de ésta por las arterias enfermas (ateroma= aumento de espesor). Con el tiempo el músculo cardíaco el cual es alimentado por la arteria arterioesclerótica se paraliza y se detiene. Cuando esto ocurre, el músculo puede morir, teniendo como resultado un ataque al corazón o infarto del miocardio. La recarga de colesterol y otras grasas que circulan en la sangre durante periodos de estrés pueden agravar más la predisposición a las enfermedades arteriales. En nuestra sociedad nos hemos acostumbrado a visitar al médico o tener chequeos médicos cuando se hace absolutamente necesario, negándole la importancia a la medicina preventiva. En relación al manejo y control del estrés es más importante prevenir que tratar, estar en buena salud que buscar curación.



Existen 7 etapas de la enfermedad, ya sea relacionada, o no, con el estrés.

Etapa 1: Categoría de no riesgo. No hay probabilidad de enfermarse.

Etapa 2: Hay riesgo y se es vulnerable a la enfermedad. Se debe a la edad, dieta, medio ambiente, etc.

Etapa 3:Hay factores de peligro. Uno o más agentes físicos o psicosociales se relacionan con la enfermedad. Fumador exagerado (físico) y/o fuerte estrés (psicosocial).

Etapa 4: Aparecen signos clínicos de la enfermedad, aunque no sean notorios. Presión alta, manchas en los pulmones, ritmo cardíaco irregular.

Etapa 5: Existen síntomas obvios y se perciben, dolor, fatiga, sangre, indigestión crónica, etc.

Etapa 6: La enfermedad crea incapacidad, hay hospitalización o se altera radicalmente la rutina normal.

Etapa 7: Si se permite que la enfermedad continúe, esta es la etapa final. Hay muerte como consecuencia directa de la enfermedad.

La intervención médica se efectúa en las etapas 5 y 6. Con el acercamiento preventivo se puede mantener en las etapas 4 y 5, y aún en la 2.

Lo más importante en la prevención, es tener chequeos médicos con cierta regularidad, aprender a manejar el estrés, hacer ejercicio y alimentarse adecuadamente.

No comments: