Sunday, 25 July 2010

Características individuales responsables de los accidentes de trabajo

Características individuales responsables de los accidentes de trabajo




Una de las más antiguas, controvertidas y persistentes creencias de la humanidad contempla la idea de que existen personas o grupos característicos de personas que con más frecuencia sufren accidentes y otros tipos de infortunio. Considerando la importancia y la atención que a éstos se le ha concedido y el número de personas que se han preocupado y se preocupan por el tema, se puede afirmar que se trata de uno de los principales mitos, ficciones o llave para todos los cofres aún persistentes en la ciencias humanas en general y en la Psicología del Trabajo en particular.

En 1.919 Greenwood y Woods formularon tres hipótesis para sus trabajos relacionados con los accidentes ocurridos en una fábrica inglesa de municiones:

- Los accidentes son debidos puramente al azar.

- No existen diferencias individuales asociadas a la ocurrencia de los accidentes de trabajo; por tanto, la probabilidad de los accidentes puede ser influenciada por la existencia o no de otros accidentes en la vida del sujeto.

- Existen ciertas personas predispuestas a accidentes de trabajo.

Los resultados de las investigaciones condujeron a confirmar la última afirmación, aunque los estudios posteriores no volvieron a obtenerlos mismos resultados. En primer lugar, la distribución de los accidentes presentaba una curva en forma de J invertida, lo que hace abandonar la primera hipótesis. Luego, los operarios con más de dos accidentes en tres meses eran un número muy reducido y exactamente estos mismos sujetos hacían aumentar la media de accidentes del grupo. Además de éstos, los autores encontraron correlaciones que variaban de 37 a 72 entre los accidentes ocurridos en un período de tres meses y los ocurridos en los tres meses subsiguientes. Tales datos fueron interpretados por Greenwood y Woods como dependientes de la acción de una susceptibilidad individual a los accidentes, éstos es, algunos sujetos contarían con una característica personal por la cual tendrían más accidentes que los demás.

"Predisposición a sufrir accidentes significa excesiva propensión a los accidentes, excesivo potencial para accidentarse. Una persona predispuesta a un accidente es de esta manera un riesgo de accidente" (Shaw y Siehel, 1.971, p. 416).

"Predisposición a los accidentes o probabilidad diferencial a los accidentes o como se quiera llamar es meramente una función humana. Ella representa una relativa habilidad o inhabilidad del ser humano para reaccionar y ajustarse a ciertas exigencias (de la situación), sean ellas hechas por sus capacidades o su adaptación física, psicológica o sociológica a la tarea" (Shawy Sichel 1.971, p. 420). Tendríamos así la posibilidad de observar diferentes grados y diversos tipos de predisposición, dependiendo de la persona y de las condiciones en que ésta se encuentra. En este momento es interesante citar a Farmer y Chambers (1.926 y 1.929) y la diferenciación que ellos establecieron entre probabilidad de accidentes (accident lability), entendida como "todas las variables que determinan la tasa de accidentes", tanto las características personales como las condiciones ambientales y, por otra parte, la propensión o predisposición a sufrir accidentes que serían apenas las características individuales responsables de los accidentes de trabajo. Los autores consideran que existe una tendencia a sufrir accidentes y que esa es una característica estable, es decir, ciertos sujetos tendrían una predisposición fundamental a los accidentes y ella se mantendría durante toda su existencia, como un rasgo de esa persona.

No comments: